Entries by Jorge Mezcua



Por qué deberías leer esto antes de empezar tu curso Open Water Diver



Padi open water divers

La diferencia entre un buceador que recibió un buen curso de Open Water y otro que recibió uno malo es, simplemente, enorme. El primero es raro que no siga buceando. El segundo probablemente cogió miedo al buceo antes de recibir el título... y seguramente no ha vuelto a bucear. 

Para evitar que te conviertas en los del segundo grupo vamos a ayudarte con algunos consejos probados, consultados y discutidos con decenas de buceadores e instructores de buceo. La gran mayoría coincide en que el primer paso en el mundo del buceo, el curso de Open Water Diver, es sumamente importante y puede marcar el resto de la vida de cada buceador. Para bien o para mal.

Si te estás planteando realizar un curso de Open Water Diver para aprender a bucear échale un vistazo a estos 9 consejos. Tendrás más posibilidades de formar parte del grupo de buceadores que dio un buen primer paso para convertirse en un sólido buceador.  

1. No te fijes solo en el precio y huye de las ofertas 

La diferencia de calidad del curso Open Water que te ofrece un centro de buceo y otro puede ser tan grande como las diferencias de precio. Nadie regala nada así que cuando te plantees hacer el curso Open Water huye de los Groupons, Groupalias, descuentos del 50% y centros de buceo con ofertas extraordinarias en zonas demasiado turísticas. La mayoría de éstos se preocupan más por hacer dinero rápido y por recibir diplomas por haber certificado a nosecuantos cientos de buceadores al año que por crear buenos y autónomos buceadores.

Lo más importante a la hora de decidirte por un centro es que el instructor te inspire confianza. Aunque no está de más preguntar a conocidos o en foros (con muchas reticencias) lo más importante es que esa persona te haga sentir seguro y te acompañe desde el primer hasta el último día del curso. Dentro y fuera del agua.

Ten en cuenta que cuanto más barato sea el curso más personas estarán tomando parte en él para que sea rentable así que busca cursos Open Water donde seáis pocos estudiantes (si puede ser, que estés solo con el instructor y máximo que seáis 2 personas). Busca ese instructor al que notes apasionado por la enseñanza y con experiencia, que te vaya a acompañar en todo el proceso. Huye de vendedores de cursos de buceo y no seas rácano con tu formación.

Instructor de buceo

Si vas a un curso con tantos alumnos estarás mucho más tiempo mirando a los compañeros que aprendiendo las técnicas imprescindibles

2. No des importancia a la agencia certificadora

PADI, SSI, ACUC, CMAS, FEDAS... hay diferentes certificadoras y es posible que tengas dudas con estas siglas a la hora de contratar tu curso. Dan igual, para aprender a bucear no son relevantes. Recuerda, lo realmente importante es quién da el curso, no a qué escuela pertenece. Con todas estas certificadoras podrás bucear en cualquier parte del mundo e incluso puedes cambiar a lo largo de tu formación como buceador y hacer el curso Open Water por PADI y el Advanced Open Water por SSI, por ejemplo. De nuevo, el factor determinante será la persona que te dé el curso. 

3. Escucha y presta atención siempre a tu instructor

Una vez te hayas decidido por un centro de buceo o instructor lo primero que tienes que tener en cuenta es que no sabes nada de nada. No importa la buena relación que tienes con el océano ni las muchas horas que te pasaste de pequeño buceando con un tubo. No sabes bucear y ese instructor o instructora, por muy joven, inexperto o frágil que te parezca, tiene muchas más horas bajo el agua que tú. Préstale atención, tiene mucho que enseñarte.

Si has hecho caso al punto primero estarás trabajando con un instructor certificado, con experiencia (que no tienen nada que ver con la edad), que domina todas las habilidades que necesitas aprender en esta primera etapa y está en disposición de enseñártelas.

4. En buceo, todo tiene un porqué

Todo lo que te está explicando el instructor o instructora y te pide que hagas tiene un motivo, aunque tú ahora no lo comprendas. Ya sea realizar sistemáticamente un chequeo, usar determinado elemento del equipo que te parece inútil o realizar ese ejercicio coñazo que crees que no sirve para nada, no te hagas caso. Sigue las instrucciones del profesor. Todo tiene un motivo.

bucear sin máscaraEl día que a 20 metros te quiten la máscara de un aletazo te acordarás de ese buen instructor que te obligaba a quitarte la máscara bajo el agua una y otra vez. Imagen CC de alfonsator

5. Relájate

Al principio, tanto la teoría como la práctica pueden parecerte complicadas. Verás que con el tiempo esto de bucear y manejar todos los cacharros que cuelgan es muy sencillo. La clave está en mantenerse tranquilo.

Cuando te metas en el agua es muy importante estar relajado sabiendo que nada malo puede pasar y que si surgiese cualquier inconveniente el instructor estará allí para echarte una mano... por eso es tan importante trabajar con instructores que te aseguren que el curso y la práctica en aguas abiertas es solo para ti o un compañero más. ¿Te imaginas a 5 personas bajo el agua, sin ninguna experiencia, a cargo de un solo instructor? ¿Estás seguro de querer ser una de esas 5 personas cuando surja un problema?

6. Ve a tu ritmo

El buceo recreativo no es competitivo, tampoco cuando estás aprendiendo. No te preocupes si un compañero o conocido domina antes que tú ciertas técnicas o habilidades o consideras que deberías aprender más rápido. Como en otras situaciones de la vida, todos tenemos capacidades diferentes y algunas cosas las aprendemos más rápido que otras. La prisa es muy mala compañera de buceo.

Cuando realmente vas a aprender es cuando obtengas tu título y empieces a bucear. Algunos se consideran buenos buceadores con 30 inmersiones, otros necesitan 75. Tú eres diferente y solo debes estar pendiente de tu ritmo. Sin prisa, disfruta del camino.

7. No tengas miedo de hacer preguntas

Hay situaciones en las que creemos parecer idiotas por preguntar algo que parece evidente. No es tan evidente si tienes dudas. Estás pagando una pasta para hacer una actividad que conlleva cierto riesgo, lo inteligente es preguntar cuando tienes dudas. Una y otra vez hasta que te quede claro. Si es un buen instructor no tendrá problema en solucionar cuantas dudas te surjan.


publicidad


8. Conviértete en buceador

Cuando termines el curso y obtengas el título aún no serás buceador. Habrás dado el primer paso para convertirte en uno, pero es solo el primer paso. Podrás bucear, sí, pero la obtención del Open Water Diver es un medio más que un fin. Hasta que no tengas varias decenas de inmersiones, y siempre acompañado por un buceador experto, seguirás siendo un aprendiz, un buceador en prácticas. Es algo similar a lo que sucede con la obtención del carnet de conducir. Sí, puedes conducir autónomamente, pero necesitas muchas horas al volante, llevar el coche en diferentes tipos carreteras y en distintas condiciones climáticas para poder decir que sabes conducir. 

Si todo ha ido bien estarás alucinando con la riqueza del fondo marino, te engancharás a esa sensación de libertad que da el buceo y no querrás dejar de hacerlo. Buscarás nuevos lugares, querrás aprender nuevas habilidades, acabarás conociendo y completando tu equipo... Convertirte en un buen buceador será cosa tuya, el camino se inicia con la obtención del Open Water por parte de un buen instructor.

9. Esto se llama buceo RECREATIVO, tómatelo como tal

Por último, lo único que te queda por hacer es divertirte bajo el agua, respetar el entorno, la fauna y a tus compañeros. Esto se llama buceo recreativo por algo, para ti es un hobby... de momento.

Otros artículos de iniciación al buceo que te pueden interesar

10 razones por las que deberías

aprender a bucear 

Cómo iniciarse en el buceo

y no arruinarse en el intento 

10 consejos

para buceadores novatos 

Razones para bucear Aquaman Aprende a bucear


Cuándo el buceo no es peligroso



publi


Buceo Cenotes

No bucees fuera de tus límites. Foto de Brook Ward a la entrada de un cenote

Seguro que si buceas, más de una vez te han preguntado si es tan peligroso como parece o incluso muchos habrán afirmado lo peligroso que es sin haberse puesto nunca un equipo autónomo. También es habitual leer, sobre todo en verano, acerca de accidentes e incluso de la muerte de buceadores. Hasta los más experimentados y dotados para el buceo se han llevado algún susto que les podría haber costado la vida. Entre los mismos buceadores hay algunos que piensan que el buceo es un deporte peligroso y otros consideran su peligrosidad bastante baja. Es cierto que no parece haber consenso.

Como cualquier deporte o actividad, ya sea correr, montar a caballo, cocinar o jugar con los niños en el parque, el buceo es tan peligroso como tú quieras que sea. ¿Qué es más peligroso, bucear en una cueva o sumergirse a 15 metros en una tranquila cala del Mediterráneo? Depende. Principalmente del buceador, sus condiciones y preparación. Si llevamos a cabo las pautas que nos han enseñado y las adaptaciones para el tipo de buceo que estemos practicando, el buceo no es un deporte en absoluto peligroso. 

Si realizamos correctamente cada una de estas 10 pautas relacionadas con la seguridad del buceo recreativo veremos cómo no es peligroso en absoluto:

1. Bucea donde debes bucear

A menos que tengas formación específica para bucear en cuevas o en el interior de pecios, limita tus inmersiones a aguas abiertas. Eso significa que sólo buceo donde mi certificación dice que puedo hacerlo.

2. Siempre bucea dentro de los límites de tu formación y experiencia

Todos los buzos debemos aprender, formarnos y mejorar con cada inmersión, con cada conversación con compañeros de buceo. Nuestra formación y experiencia es la que marca nuestros límites. Si me dispongo a intentar algo nuevo, como mi primera inmersión a la deriva, primera inmersión nocturna o penetración en un pecio, debo ir siempre con un guía profesional o con otros buceadores experimentados que conozcan ese punto de buceo, sepan bucear en esas condiciones y el entorno en el que me dispongo a bucear.

3. Mantén una buena salud y forma física

Una parte sustancial de los accidentes de buceo, especialmente aquellos que son fatales, se producen por algún problema de salud más que por un accidente con el equipo o un error durante la inmersión. Principalmente se tratan de insuficiencias cardíacas. Mantener una buena salud reducirá sustancialmente los riesgos al bucear.

4. Sé un buceador activo

Los buceadores que realizan inmersiones a menudo son los que recuerdan y siguen las reglas de formación y seguridad. Si has estado lejos del buceo durante 6 meses, un año, o incluso más tiempo es importante tomar un curso de refresco de los aspectos básicos de seguridad de buceo antes de volver a ponerte el regulador en aguas abiertas. Al menos pasa un rato en la piscina para recordar cómo funciona el equipo y los aspectos relacionados con la flotabilidad. Tampoco estaría de más que te releyeses el manual del ordenador.

5. Bucea sólo con un equipamiento de calidad

Siempre la mejor opción es contar con tu propio equipo de buceo y realizar un mantenimiento adecuado. Es cierto que hay centros de buceo que tienen equipos de una excelente calidad y en buen mantenimiento para alquilar... pero en la mayoría de ocasiones no sabes cómo es ese equipo hasta que llegas, con lo que no te quedarán muchas opciones y tu propio equipo estará demasiado lejos. Enjuaga bien tu equipo de buceo tras cada inmersión y guarda correctamente cada elemento para que tu siguiente inmersión sea más segura.

Plan the dive dive the plan

Plan the dive dive the plan. Imagen de U.S. Naval Forces

6. Planifica la inmersión y sigue el plan de buceo

La planificación de cada inmersión y la ejecución según esa planificación elimina enormemente el riesgo en cada inmersión. Una vez puedas planificar con tu compañero las inmersiones y seguirlas a conciencia podrás empezar a pensar que sabes bucear.

7. Siempre bucea con un compañero

Todos hemos coincidido con buceadores que se sumergen solos y que incluso tienen formación para ello. Hay muchos que opinan que es mejor bucear solo que mal acompañado. Pero si tienes un compañero competente siempre será mucho más seguro por muchas razones, principalmente por haber redundancia de equipos, aire extra y por tener a mano alguien que puede ayudarte en cualquier situación complicada. Eso sí, mantener el compañero a 20 metros en la espalda es casi igual que bucear solos. Es muy importante mantenerse cerca, para poder ayudar o ser ayudado rápidamente si es necesario.

Chequeo compañeros buceoRealiza siempre el chequeo de compañeros. Imagen de Port of San Diego 

8. Realiza siempre un chequeo a fondo con tu compañero

Sí, es un rollo, estás deseando meterte en el agua e incluso hay algunos buceadores a los que les da corte manosear el equipo de un desconocido... ¡son solo dos minutos! Comprueba que tu compañero tiene aire, que funciona el octopus (si te quedas sin aire será el que te lo dé), que el cinturón de plomos está bien puesto y se puede quitar sin problema, que la botella está abierta y bien situada, que nos sabemos y usaremos las mismas señales de comunicación... en resumen, que estamos dispuestos para entrar de manera segura al agua. Realizar un buen chequeo de compañeros reducirá al mínimo pequeñas dificultades que pueden hacer peligrar una inmersión y que se pueden corregir fácil y rápidamente antes de saltar al agua. 

9. Sigue los límites de buceo sin descompresión

Todos hemos aprendido a calcular nuestros límites sin descompresión y además buceamos siempre con ordenador que nos ayuda a no entrar en descompresión. Cuando el ordenador nos dice que nos queda poco para entrar en deco y que es hora de subir a profundidades menores, hazle caso. Escucha a tu ordenador, es muy chivato y cuando te avisa has de hacerle caso: no entres en deco ni subas demasiado rápido, es lo que menos le gusta. 

10. No alimentes a los animales

Las criaturas marinas son muy pacíficas y es casi imposible que tengas un problema serio con una de ellas... pero esos peligros aumentan si decidimos alimentar a una tortuga, un mero, una morena o un tiburón. La alteración de la conducta natural de cualquier criatura es una mala idea.

Siguiendo estas 10 reglas podemos afirmar que el buceo es un deporte seguro, nada peligroso. Pero si buceas en malas condiciones físicas, sin formación adecuada, sin planificar, con un equipo defectuoso, solo y fuera de tus límites, sí, es una actividad altamente peligrosa.

Así que ya sabes, entrena tus capacidades de buceador, mantén tu equipo en buenas condiciones, planifica y ejecuta tus inmersiones dentro de tus límites personales y verás que el buceo el buceo es un deporte seguro, divertido y un absoluto privilegio.

30 pasos

para bucear seguro

Para qué sirve

el cuchíllo de buceo

Consejos para elegir

tu equipo de buceo

Buceo seguro Cuchillos de buceo Equipo de buceo


Cómo evitar mareos por movimiento



Mareo por movimiento

Imagen de tequilajimpap

La gran mayoría de las inmersiones las realizamos desde barco, algunas veces desde catamaranes bastante estables (las menos) y otras (muchas) desde zodiacs, auténticas pesadillas para los propensos a los mareos. Antes o después, en mayor o menor medida, los buceadores tienen que enfrentarse con la desagradable sensación de los mareos por movimiento. 

Este tipo de mareos son sumamente comunes entre buceadores y el que no se ha asomado por la borda para "alimentar" a los peces ha consolado a un compañero que sí lo ha hecho. Directa o indirectamente es muy habitual sufrirlos, hasta tal punto que algunos han decidido no bucear nunca más desde un crucero vida a bordo por sus problemas con los mareos.

Para que los mareos dejen de arruinar tus salidas o viajes de buceo vamos a ofrecerte una serie de consejos que esperamos te ayuden a la hora de embarcarte en tu próxima inmersión, partiendo de la identificación del mareo y cuáles son las causas que lo provocan para entender mejor las maneras de evitarlos. 

¿Qué es el mareo?

Si alguna vez has tenido esa desagradable sensación de vértigo, inestabilidad, sudores fríos y náuseas que pide a gritos vomitar no es necesario que te explique qué es. Sabes lo incómodo que resulta y lo mucho que preocupa cuando estamos en un barco con el equipo puesto, rodeado varios buceadores y a punto de bajar a 20 metros. ¿Qué supone el mareo para un buceador? Si se trata bien y rápido lo habitual es que quede en un mal rato. Si es muy acusado y además nos preocupamos en exceso podemos llegar al punto de tener que suspender la inmersión, con la frustración que conlleva no haber podido bucear. 

¿Por qué me mareo?

Para entender en qué consiste el mareo por movimiento deberíamos entender cómo y a través de qué órganos le decimos al cerebro que efectivamente nos estamos moviendo.

  • El líquido de los conductos semicirculares del oído interno nos permite percibir el movimiento y cómo es éste: hacia arriba, hacia abajo, de un lado a otro, en círculos o hacia atrás. Es el órgano encargado de mantener el equilibrio dinámico y estático de nuestro cuerpo
  • Lo que vemos también le dice al cerebro si nos estamos moviendo y en qué dirección.
  • La piel también participa en este proceso, indicado qué partes del cuerpo están en contacto con el suelo u otras superficies estables o no.
  • Los músculos y las articulaciones también le indican a tu cerebro qué parte del cuerpo está en movimiento, la velocidad que llevamos o qué postura estamos adoptando en cada momento.

Todos estos receptores le están dando información a tu cerebro sobre tu posición o movimiento y "ordena" el resto de acciones de tu cuerpo según esa información. Si alguno de esos receptores da una información distinta del resto (unos dicen movimiento y otro dice ausencia de movimiento) se produce el mareo. Por ejemplo, ¿te ha pasado alguna vez que vas en un coche leyendo y te mareas? Ello pasa porque todo tu cuerpo le dice al cerebro que estás en movimiento salvo tus ojos, que cuando leen el libro dicen al cerebro que estás parado. En un barco es igual. Si mientras estás en el bote miras al suelo el oído interno y los músculos detectarán moviendo hacia delante, hacia arriba y hacia abajo por el oleaje, pero los ojos están diciendo que no hay movimiento. El cerebro tiene una gran confusión y ello provoca el mareo por movimiento afectando, entre otras cosas, a tu estómago. ¿Y por qué afecta tanto al estómago? Al parecer, cuando sentimos esta confusión, nuestro cerebro cree que se produce por haber ingerido algún alimento tóxico y trata de expulsarlo mediante el vómito.

Cuando te marees, es posible que, aparte de sentirte mareado, te sientas sumamente cansado y se te revuelva el estómago. Y si esas sensaciones te asustan o ponen nervioso, lo más probable es que el mareo se intensifique.

¿Cómo evitar el mareo por movimiento?

Mareo buceoNo es fácil evitar marearse en una situación como esta. Imagen de *n3wjack's world in pixels

Ahora que ya sabemos porqué se produce el mareo por movimiento, el siguiente paso para evitarlo es claro: dejarle claro en todo momento a nuestro cerebro que efectivamente nos estamos moviendo. ¿Cómo?

  • Viaja siempre mirando hacia delante. Siéntate siempre orientado en el sentido de la marcha evitando mirar hacia atrás por un tiempo prolongado. Si te sientas hacia delante, tus ojos y oídos captarán el movimiento simultáneamente.
  • Mira hacia el exterior. Si eres propenso a los mareos evita mirar objetos del interior del vehículo (ya sea un coche o un barco) para que la vista confirme que te estás moviendo. Si viajas en barco durante un periodo largo te puede ayudar subir a la cubierta superior, en la parte central del barco, y mirar al horizonte.
  • Busca el punto medio. Independientemente del medio de transporte en que estés viajando, busca un lugar que se mueva lo menos posible. En un avión es en la parte central (en los asientos del pasillo cerca de las alas) o en nuestro caso en la parte central de un barco. Evita los laterales o cerca de la proa o la popa, donde el vaivén es mayor y es más fácil marearse.

Si te mareas fácilmente con cualquier tipo de movimiento, no está de más que vayas al médico. Asegúrate de que no tienes ningún problema en los oídos internos.

Otros consejos de buceo que te pueden interesar:

Trucos para compensar>

Cómo desempañar tu máscara de buceo>>

Consejos para comprar tu traje de neopreno>>>

¿Cómo puedo prevenir los mareos por movimiento?

Hay muchas cosas que podemos hacer para evitar los mareos y siempre encontrarás en el bote algún compañero que te de un remedio probado. Así que aquí te proponemos algunos remedios clásicos que suelen ir muy bien para que no nos asalten los mareos:

  • Medicación. En las farmacias puedes encontrar muchas opciones, principalmente Biodramina, que suelen funcionar muy bien. Al provocar somnolencia (están especialmente diseñados para ir en coche o avión) es importante que adquieras la versión con cafeína. Se aconseja tomarla también la noche antes de bucear para acostumbrar al cuerpo.     
  • Evita tener el estómago vacío. Para la mayoría de la gente que se marea en barco tener el estómago vacío es aún más perjudicial. Alrededor de 45-60 minutos antes de embarcar métete al cuerpo algunos hidratos de carbono y evita comidas grasientas. Tampoco ayudan a evitar mareos el tabaco y por supuesto nada de alcohol antes de bucear.  
  • Mira el horizonte. Permite confirmarle al cerebro que nos estamos moviendo, velocidad y dirección. Mirando al horizonte los ojos dicen lo mismo que los músculos y oídos.
  • Piensa en lo que comes: Hay gente a la que le va bien la manzana verde para asentar el estómago (de hecho en algunos grandes cruceros las dan cuando hay mucho movimiento), a otros les ayuda la Coca-Cola, también el jengibre ya sea en té o galletas parece que funciona muy bien... Suelen estar contraindicados los alimentos aceitosos o el picante, así como los productos lácteos. 
  • Vomita. No lo dudes, si tienes ganas, hazlo, te sentirás mejor. Si el estómago te dice que lo eches no eres nadie para contradecirle. Verás cómo a los pocos minutos te encuentras mejor. Eso sí, siempre por la borda y a favor del viento :-)

Vomitando por la borda

  • Hidrátate. Evita el consumo de alcohol la noche anterior ya que deshidrata el cuerpo haciéndote más susceptible a los mareos.
  • No cambies de lugar. Cuando te embarques para llegar al punto de buceo intenta tomar un lugar en el centro de la embarcación mirando al frente y no cambies mucho de posición ni de lugar.
  • Usa el logbook. Sí, también sirve para esto. Si eres propenso apunta en tu logbook todo tipo de información relacionada con recursos para evitar mareos y cómo te has sentido al respecto: qué cenaste la noche anterior, a qué hora, qué has desayunado, zona del barco en la que te situaste... tras la inmersión anota tus sensaciones y repite aquellos pasos que te ayudaron. 

Si tienes trucos probados, conoces consejos que funcionan o remedios caseros infalibles nosotros y los lectores con estos problemas te agradeceremos enormemente tus aportaciones en los comentarios y los iremos añadiendo al listado para que cada vez haya menos alimento extra en el océano :-P  

Página 1 de 49