Buceo en Bali, Review de sus mejores zonas y puntos de buceo

Pez loro búfalo
Pez loro búfalo en Bali

Bali es sinónimo de isla paradisíaca tropical que nos trae a la mente templos budistas y amplias terrazas de plantaciones de arroz. Es conocida en todo el mundo la cordial sonrisa de sus habitantes y una colorida y exótica cultura. Pero además Bali tiene en su fondo marino uno de los paisajes más apasionantes del mundo. Con tanta riqueza, colorido y variedad como en la que se presupone a la superficie.

Sus fondos coralinos son el hogar de las más pequeñas y coloridas criaturas y también de grandes pelágicos con los todo buceador sueña compartir una inmersión. Los más grandes peces luna, nudibranquios de mil colores, tiburones ballena, el extraordinario pulpo imitador, exuberantes jardines de coral, estaciones de limpieza de mantarrayas o millones de peces de arrecife. No hay oferta de buceo comparable a la que propone Bali, destino necesario para los amantes del gran azul.

Bali es una isla que conforma una provincia de Indonesia situada en el extremo más occidental de las Islas Sunda Menores. Sus aguas ricas en corrientes cargadas de alimento han creado un escenario único para la práctica del buceo y el snorkel. Desde buceo sencillo a pocos metros que permite ver la frenética vida del arrecife de coral, a cuevas, pecios, corrientes y paredes vertiginosas para los amantes del buceo más exigente. El buceo en Bali está divido en tres áreas: Sur (con Nusa Penida, Nusa Lembongan y Sanur), Costa este (con Padang bai, Candidasa, Tulamben, Amed) y costa Noroeste (con Menjangan, Pemutaran, Lovina y Gilimanuk).

Sur de Bali: Nusa Penida, Nusa Lembongan y Sanur

Nusa Penida es una pequeña isla situada al sureste de Bali. Cuenta con puntos de buceo extraordinarios en los que los amantes de las especies pelágicas más grandes quedarán completamente satisfechos. De julio a octubre es la mejor época para realizar una inmersión con enormes peces luna que se acercan a la superficie en “Cristal Bay”. Con algo de fortuna, es posible encontrarse también con algún tiburón ballena. Esta zona hace honor a su nombre con unas aguas cristalinas repletas de preciosas formaciones de corales duros ocupadas por multitud de peces de arrecife. Bellos ídolos moros a antias moran el arrecife, pero que no podrán arrebatar protagonismo a la gran estrella de la inmersión, el mola mola gigante.

pez sapo
Nusa Penida está plagada de coloridos peces sapo. Fuente

Otra inmersión destacada en el sur de Bali es el «Blue Corner». Allí también podemos encontrarnos con el pez luna, pero el gran atractivo de este arrecife son sus fuertes y emocionantes corrientes solo destinadas a los más expertos. Estas corrientes ricas en alimento atraen a bancos de rayas y barracudas, peces luna, a la peligrosa serpiente marina, delfines o tiburones de arrecife. Todos ellos actuando en un precioso escenario de esponjas, corales y abanicos de mar. En “Manta Point” el gran atractivo son las mantarrayas, que aparecen en todos los tamaños y colores, dispuestas a que los lábridos les hagan la vida un poco más fácil desparasitándoles.

«Manta Point» el espectáculo de la estación de limpieza de mantarrayas

En «Pura Ped» podemos disfrutar del contraste con las anteriores inmersiones ya que esta apabulla por la profusión de colorida vida de arrecife coralino. Especies espectaculares como los peces napoleón, escorpión, loro, tortugas, tiburones de puntas blancas tienen en «Pura Ped» un santuario rico en alimento.

Sanur se encuentra frente a la isla de Nusa Lembongan y es el lugar perfecto para bucear en Bali cuando no se dispone de mucho tiempo para ir al norte o realizar largos desplazamientos en barco. Entre sus sencillas inmersiones destacan “Jeladi Wilis”, que no sobrepasa los 20 metros de profundidad. Sus inmersiones cuentan con buena visibilidad siendo muy interesante para los aficionados a la macrofotografía por sus coloridos invertebrados. En este punto también podremos acercarnos con cuidado a especies venenosas como rayas moteadas o peces escorpión. 

“Sanur channel” es una de las zonas más adecuadas de Bali para la realización de cursos de buceo ya que el acceso es muy sencillo y no cuenta con grandes corrientes. Aunque no ofrece lo mejor del buceo de Bali sí que encontrarás preciosas formaciones coralinas cargadas de vida. En “Penjor Reef” nos encontramos con una arrecife coralino de gran explosión de vida llena de anémonas, corales blandos y duros, gorgonias y los más diversos peces de arrecife destacando los peces payaso, labios dulces y los «farsantes» pulpos imitadores.

Costa este: Padang bai, Candidasa, Tulamben, Amed

En Padang Bai destacan “La Laguna Azul”, una pequeña bahía con un fondo de arena blanca donde realizar inmersiones sencillas con una increíble profusión de vida marina. Encontrarás enormes peces napoleón, varios tipos de tiburones de arrecife, los peligrosos peces piedra, labios dulces, peces ángel, cirujanos, gran diversidad de morenas, coloridos nudibranquios, rayas, calamares o pulpos. ¡Una auténtica delicia para los amantes de la macrofotografía! Y si te animas a realizar una inmersión nocturna encontrarás una bahía completamente diferente donde la actividad frenética por la supervivencia es asombrosa y escalofriante.

Otras inmersiones imprescindibles son las que se realizan en la zona comprendida por Mimpang, Tepekong y Biaha. Aquí, rodeados de unos sanísimos y concurridos arrecifes, aparecen especies pelágicas como el siempre presente en Bali pez luna junto con tiburones de puntas blancas. Como no podía ser de otra manera, en un arrecife donde proliferan los corales negros, las esponjas de barril o las grandes gorgonias se congregan los más coloridos peces de arrecife. Multitud de peces ángel, trompeta, pipa, unicornio, mariposa, loro, el pez ballesta payaso bancos de atunes o rayas moteadas pululan por la costa este de Bali.  

El buceo de Candidasa, al otro lado de la bahía de Padang Bai, solo puede calificarse de trepidante. La vida de esta zona es frenética y la protagonizan los grandes pelágicos. Tras sumergirnos a través de las islas rocosas de Gili Tepekong, Biaha Gili, Gili y Mimpang Selang Gili, y con una excelente visibilidad, estaremos inmediatamente rodeados por un gran número de tiburones de puntas blancas. También es posible ver otros tiburones como puntas negras, gato, alfombra y con un poco de suerte de grandes tiburones martillo. Paredes llenas de corales, cuevas donde se alojan grandes morenas y donde crían diferentes especies de tiburón, fuertes corrientes y grandes cardúmenes de atunes. Candidasa es sinónimo de emociones fuertes no exentas de colorido y criaturas pequeñas.

El hogar del mejor pecio del mundo

Si hay una zona que ha dado fama mundial en el terreno del buceo a Bali es Tulamben. Por algo es visitada cada año por los más reconocidos fotógrafos submarinos del mundo. La bahía de Tulamben cuenta con la mayor diversidad de todo Bali gracias a ser muy rica en nutrientes traídos por las corrientes que vienen del Pacífico y del Índico. Rocas negras volcánicas en aguas poco profundas y llenas de plancton dan cobijo a infinidad de corales y gorgonias que esconden las estrellas de la fotografía macro. De Tulamben no te puedes ir (y una vez que vas, volverás) sin adentrarte en el Liberty. Este carguero de 120 metros de eslora torpedeado por los japoneses durante la segunda guerra mundial alberga más de 400 especies de peces, numerosas gorgonias gigantes e infinidad de corales. 

La vida más pequeña de Tulamben, tesoros vivos

Otra de las zonas imperdibles de la costa este de Bali es Amed, que ofrece inmersiones muy interesantes tanto para los que se inician en el buceo como para los más expertos. Su “Jardín de coral”, de poca profundidad, está cuajado de corales duros y blandos que son visitados por tortugas, peces loro, rayas moteadas, peces payaso, cirujanos, ángel, pipa… Un verdadero edén que poder disfrutar también a través del snorkel.

“Ghost Bay” es el lugar más adecuado para encontrar a las criaturas más raras de nuestros océanos que te dejarán con la boca abierta y que además tiene una curiosa historia de reconstrucción del arrecife detrás. Peces sapo payaso, el pulpo imitador, peces navaja, grandes peces piedra, grupos de peces león, cangrejos boxeador o caballitos pigmeo son solo algunas de las extraordinarias criaturas que aquí viven. Un lugar fijo para fotógrafos profesionales de todo el mundo.

Noroeste: Menjangan, Pemuteran, Lovina y Gilimanuk

El noroeste de Bali cuenta con unas aguas extremadamente limpias y cristalinas que favorecen un buceo tranquilo y para todos los niveles. Esta zona forma parte de un Parque Nacional de 19.000 hectáreas lo que le convierte en la zona de buceo de Bali más protegida. Lugar de peregrinación para los aficionados a la macrofografía. También es visitada por grandes pelágicos como el siempre presente mola mola de Bali y los tiburones ballena.

La isla de Menjagan es una excelente oportunidad para el buceo de pared. Allí nos podemos sumergir en paredes, que van de los 20 a los 60 metros de profundidad, cargadas de abanicos de mar, esponjas, gorgonias y cavernas dirigidas a los más expertos buceadores. Aunque los efectos de «El Niño» hicieron mucho daño a esta zona, poco a poco se va recuperando y sigue acudiendo vida marina a refugiarse y alimentarse. La buena visibilidad y la carencia de corrientes hace que bucear con tiburones de puntas blancas, peces ballesta, morenas ocultas en cavidades, peces luna en el fondo azul, o peces murciélago sea más fácil que en ningún sitio de todo Bali. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba