Buceo en Hurghada, Mar Rojo

buceo en hurghada
Aunque Hurghada es conocida por sus pecios, también encontramos sanos arrecifes de coral. Imagen de Eric Burgers

Hurghada es una población situada en la entrada al Golfo de Suez, a unos 65 kilómetros al suroeste de la punta sur de la península del Sinaí, cerca de Sharm El Sheikh. Es un área que ha pasado de ser pueblo de pescadores a gran zona turística gracias al buceo, convirtiéndose en la principal puerta de entrada para los viajes liveaboard tanto para las rutas norte y como para el sur del Mar Rojo.

Los atractivos de Hurghada para el buceador son muchos y por ello es hoy el segundo destino más demandado en el Mar Rojo. Los amantes del buceo en pecios tienen en Hurghada un paraíso comparable, salvando mucho las distancias, solo a Truk Lagoon. Los pecios que encontramos en este estrecho son de primer orden mundial como el Salem Express, el Giannis D o el Carnatic, pero también podemos disfrutar de preciosos jardines coralinos, visitas de pelágicos como el tiburón longimanus, tortugas, delfines, coloridos peces tropicales y paredes verticales plagadas de gorgonias.

Aunque Hurghada se suele visitar a través de barco de buceo vida a bordo, otra opción interesante es alojarse en un resort que también te permita liberar nitrógeno en una excursión al Templo de Luxor o al Valle de los Reyes.

Los pecios de Hurghada

Zonas de buceo de Hurghada

Pecios

Abu Nuhas

En el Canal Shadwan nos encontramos un arrecife que parece tener un imán para los naufragios. Hasta siete cargueros yacen en el fondo para disfrute de miles de buceadores. Estos pecios han sido colonizados por corales tanto duros como blandos y multitud de peces han hecho de estos restos su hogar. Peces napoleón, peces piedra, antias, murciélago, peces ángel emperador, nudibranquios, pulpos, delfines o tortugas encuentran en estos pecios un ecosistema ideal. 

Mapa con los pecios más interesantes de Abu Nuhas

Salem Express

Este pecio tiene un aire de misterio capaz de sobrecoger a cualquier buceador. El hundimiento del Salem Express sesgó la vida de 470 personas en 1991 en una de las mayores tragedias marítimas del Mar Rojo. El buceo en este pecio es una experiencia única, diferente a cualquier otro naufragio. Aún podemos encontrar restos personales de los pasajeros y donde, curiosamente, aunque podemos ver algún pez ángel emperador, peces sapo o peces payaso, la vida submarina no ha colonizado los restos, quizá sabedora de la tragedia que supuso este hundimiento tan reciente.

Rosalie Moller

El Rosalie Moller es uno de esos restos que dejó la Segunda Guerra Mundial en el fondo del Mar Rojo y que se ha convertido en una delicia para los buceadores más experimentados. Este carguero de 110 metros de eslora transportaba carbón cuando en 1940, cerca de la Isla Gubal, fue bombardeado por dos aviones alemanes, en la misma operación que llevo al fondo del mar al mítico Thistlegorm. El Rosalie Moller descansa hoy a 50 metros de profundidad y está considerado como uno de los mejores puntos de buceo profundo en el Mar Rojo. 

Ulysses

El Ulysses lleva más de un siglo hundido en el Mar Rojo, pegado a uno de los arrecifes más bellos, Bluff Point, y destaca por la gran cantidad de corales tanto duros como blandos que han colonizado sus restos y las preciosas especies que han hecho de este pecio su hogar. Tortugas, delfines, peces sapo, peces león, trompeta, grandes bancos de pequeños peces… Es una gran oportunidad para ver un compendio de la gran biodiversidad que ofrece el Mar Rojo.

Arrecifes de coral

Los arrecifes de coral de Hurghada están cargados de vida, tanto pequeña como grande. Imagen de Eric Burgers

Shaab El Erg

Shaab el Erg es un arrecife de 5 kilómetros de longitud cuyo principal atractivo es el buceo con los delfines mulares residentes. En sus siete puntos de inmersión podremos ver sanos jardines de coral, peces tropicales (como el pez estandarte del Mar Rojo, endémico de esta zona), tortugas, mobulas y algún tiburón de arrecife. 

Bluff Point

Bluff Point es un punto de buceo cada vez más frecuente por su poca profundidad, lo que nos permite unas largas inmersiones, la enorme cantidad de vida submarina y su localización, de camino a una de las estrellas del buceo en el Mar Rojo, el Thistlegorm. Podemos encontrar tortugas, peces león, multitud de nudibranquios, enormes morenas y algún pez piedra. 

Carless Reef

Carless Reef es un arrecife aislado que recibe aguas ricas en nutrientes y de gran interés por la gran cantidad de vida con que cuenta. Sanos corales duros y blandos acogen a mucha vida de arrecife, con dos estrellas indiscutibles, dos morenas muy curiosas con los buceadores. A este colorido arrecife, cuando las corrientes son fuertes, acuden delfines, tiburones longimanus o bancos de atunes

Panorama Reef

Panorama Reef es un gran arrecife con unas escarpadas pareces llenas de sano coral. Su nombre hace referencia a la belleza de este arrecife visto desde el azul… pero también a la belleza del azul visto desde el arrecife. Además de gran cantidad de colorida y pequeña fauna podemos tener preciosos encuentros con tiburones grises, longimanus y ocasionalmente martillo e incluso mantarrayas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba