Por qué Elphinstone es un destino ineludible para los amantes de tiburones

mar rojo tiburón longimanus
Tiburón Longimanus en Elphinstone, imagen de Derek Haslam

Elphinstone es uno de los destinos de buceo más emocionantes del mundo si lo que te gusta bucear de bien cerca con bichos grandes. Este arrecife es la punta de una montaña subterránea que recibe corrientes cargadas de alimento, dando vida al arrecife en forma de corales de diferentes especies. Ya sabes, los corales dan cobijo a peces pequeños que llaman a los medianos y tras estos vienen los peces gordos. Sí, esos que nos empujan a coger un avión y un barco. Así que las corrientes que recibe Elphinstone también envían tiburones. Sobre todo tiburones puntas blancas oceánicos, también conocidos como longimanus. Ellos son los principales culpables de que Elphinstone se haya convertido en un destino de buceo muy deseado por los amantes del buceo con tiburones.

Antes de que sigas leyendo, debes saber que el buceo en este arrecife del Mar Rojo es solo apto para buceadores avanzados. Todos los barcos de vida a bordo que visitan la zona piden al menos 50 inmersiones en tu logbook. Sí, en mi opinión, son pocas. Esto no es por los tiburones, hay que tener en cuenta que es un destino con fuertes corrientes, cambiantes, y profundidades de unos 45 metros en el propio arrecife pero que se van a más de 300 fuera del arrecife. Efectivamente, es un destino de buceo muy emocionante para amantes del buceo adrenalina.

Mucho buceo en poco espacio

El arrecife de Elphinstone tiene una longitud de 300 metros y solo de 20 a 40 metros de ancho, pero más que suficiente como para tus 3 a 5 inmersiones, todas diferentes, y con mucho que ofrecer. Sí, principalmente buceo con tiburones. Este arrecife se suele visitar en conjunto con Brothers y Daedalus. Para mi, uno de los mejores viajes de buceo en el sur del Mar Rojo.

Las corrientes que recibe el arrecife nos permiten inmersiones a la deriva desde la punta norte hacia el sur, la opción más probable para encontrarnos con tiburones, y una visibilidad de hasta 20 metros. Un espectáculo único en el Mar Rojo. Eso sí, siempre atento a las indicaciones del guía. Adelantarnos y tomar una corriente saliente nos va a llevar fuera del arrecife y pasar un muy mal rato.

Hay que tener en cuenta que Elphinstone no es Galápagos ni Cocos. No está garantizado encontrar tiburones siempre que vayas. Hemos visto tiburones longimanus, puntas blancas y tiburones grises, pero tenemos colegas que en su primer viaje no han encontrado ninguno. Pero te aseguramos que están y que son muy comunes.

La mejor época para bucear en Elphinstone y encontrar los tiburones longimanus es sin duda desde finales de agosto a octubre. Entonces hay muy altas posibilidades de dar con ellos. Si tengo que recomendarte un momento del año para tener casi 100% de probabilidades de encontrarlos, octubre es sin duda el mejor. También por lo poco masificado que te lo vas a encontrar.

Los tiburones longimanus se acercan mucho a la superficie, viéndolos incluso desde el barco ya que se asoman a menos de 10 metros de profundidad. Es importante que sepas, si es tu primera vez en Elphinstone, que estos tiburones son muy curiosos y no es raro que aparezcan varios de repente, rodeen al grupo y se acerquen al buceador más de lo que a algunos les gustaría. Cousteau ya dijo que este era para él el tiburón más peligroso precisamente por su curiosidad. No está demás que te leas este post sobre qué hacer y qué no hacer en presencia de tiburones. No te preocupes, en el vida a bordo te darán instrucciones precisas durante el briefing y te dirán cómo comportarte cuando aparezcan, qué hacer si estás en el fondo y qué si te encuentras en la superficie.

Muchísimo más que tiburones longimanus

¿Y qué mas podemos encontrar en Elphinstone? Un viaje de buceo a este arrecife puede salir por unos 1.800 € en un buen liveaboard y aunque bucear con tiburones longimanus te va a dejar la sensación de que ha merecido la pena, hay más. Mucho más.

Los tiburones martillo se suelen ver en la punta norte del arrecife, mirando al azul. Estos tiburones suelen estar a 60 metros de profundidad, pero en verano suben a la superficie y los encontraremos en torno a los 20-30 metros. En Elphinstone aparecen en grupos, no muy numerosos, y también en solitario. Se pueden encontrar además tiburones sedosos, puntas negras e incluso algún tiburón ballena. Y si tienes la suerte enorme que tuvieron unos buceadores en 2009, hasta tiburones tigre.

Pero aún hay más: mantas, barracudas gigantes, cardúmenes de jureles y pargos negros, enormes atunes, napoleones E-NOR-MES, morenas de impresionante tamaño… También son habituales inmersiones con dos o tres especies diferentes de tortugas, normalmente en el lado oeste del arrecife e incluso, nosotros no dimos con ellos, delfines en pequeños grupos.

No hay que decir que además en las pareces cargadas de corales encontramos muchísimos y coloridos peces de arrecife como peces león, payaso, peces ángel o antias, refugiándose en gorgonias y diferentes especies de corales blandos y duros.

Así que, si eres un loco/a del buceo con tiburones y aún no conoces la zona sur del Mar Rojo, visitar Elphinstone en cualquiera de sus rutas siempre es una buena opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba