El equipo imprescindible que necesitas llevar en tus viajes de buceo

Si estás cerca de tu primer viaje de buceo en vida a bordo tendrás multitud de dudas sobre qué llevar en ese primer viaje internacional. Este listado te servirá de guía para que no se te olvide nada realmente útil y que si no llevas es muy posible que te arrepientas.

Tienes que tener en cuenta una cosa importante: aunque en las webs del crucero o la descripción de la agencia te den la posibilidad de alquiler de equipo, no siempre tienen esos accesorios que necesitas o pediste. El alquiler en los liveaboard, salvo los más caros y lujosos, no es precisamente fiable.

Por otro lado, te recomendamos que SIEMPRE lleves tu propio equipo imprescindible. Eres el que mejor lo conoce y sabes si está en buen estado, recientemente revisado o no. No esperes que en el crucero tengan los elementos que necesitas ni que estén perfectamente cuidados.

Dicho esto, vamos con el listado de equipo de buceo MÍNIMO e IMPRESCINDIBLE para viajes de buceo:

Maleta o bolsa de buceo con ruedas

Empezamos por el continente. Mi primer viaje de buceo lo hice con la bolsa de apnea Gorilla de Cressi. Sí, sin ruedas. Meter ahí todo el equipo es casi imposible y llevarla al hombro o la espalda por los interminables pasillos de los aeropuertos, una tortura. Cómprate un trolley de buceo con ruedas. Con buenas y resistentes ruedas. Tu viaje será mucho más cómodo. La mayoría de estos trolleys incluyen bolsillos especiales exteriores e interiores para meter baterías, cuchillos o tener el pasaporte y documentación siempre accesible, que son muy útiles.

Seguro de buceo y certificaciones

Vital para poder emprender el viaje pero no está de más recordarlo. Asegúrate que llevas un buen seguro de buceo internacional que cubra gastos médicos, rescate y cámara hiperbárica, repatriación e incluso responsabilidad civil. Por supuesto, no te olvides de tu certificación de buceo y nitrox. Llévalas tanto en físico como en digital.

Regulador

No es recomendable olvidar el regulador y esperar que el que vayas a encontrar en el crucero esté en perfecto estado. Eso sí, no necesitas un regulador especial para tus viajes de buceo. Lleva el que siempre uses, con el que te sientas cómoda y esté recientemente revisado. Es lo más importante. Si además es compacto y pequeño para ocupar menos espacio, mucho mejor

Máscara de buceo

Ya hemos visto en otros artículos que no es fácil encontrar la máscara de buceo que se adapte a ti así que este elemento es un imprescindible para los viajes de buceo para sentirte cómodo. ¡Vas a pasar horas con ella en la cara durante el viaje! No tienes que pedirle mucho: que se ajuste bien para que no te entre agua constantemente, con la que veas bien bajo el agua (¿a eso has ido principalmente, no?) puedas compensar, vaciarla, ponerla y quitarla fácilmente. Solo eso, pero es importante. Plantarte a 10.000 km de casa para bucear sin máscara no parece buena idea.

Jacket

En los viajes de buceo es importantísimo estar cómodo, y nada mejor que bucear con tu jacket de confianza. Ese chaleco que conoces perfectamente, tienes mecanizado dónde está cada accesorio, cremallera, ajuste, bolsillo y sabes perfectamente la cantidad de aire que le añades o quitas con cada pulsión del botón la tráquea. Para mi es vital llevar mi propio jacket para bucear con tranquilidad y seguridad.

Aletas y escarpines

Otros dos elementos donde lo que prima es la comodidad. Aunque tengas la tentación de alquilar las aletas por la gran cantidad de espacio que ocupan en tu maleta, te recomiendo que te lleves las tuyas, las que conoces, tanto tú como la musculatura de tus piernas. Un pequeño consejo, si tus aletas tienen aún las tiras que vienen de fábrica, las de hebillas, cámbialas por unas de latex autorregulables, de esas que tiras y se fijan en el talón. Después de 3 inmersiones al día me lo agradecerás.

Traje de neopreno y camiseta interior

Efectivamente, no quieres usar el traje que lleva en ese barco 7 años siendo usado cada semana por una persona distinta que no lo cuida y sí, que se mea dentro (ya sabes que solo existen dos tipos de buceadores). Además, ese email acerca de «reservarme un traje de talla M en el barco para cuando vaya» lo más normal es que nadie lo lea. Si aún no tienes traje de neopreno propio, aquí van unas recomendaciones a la hora de comprarlo.

Ten en cuenta que estarás lejos de cualquier centro de buceo y en los barcos el espacio es limitadísimo como para llevar 5 tipos de traje. Lleva el tuyo, siempre. Usa un traje de neopreno extremadamente cómodo de poner y de quitar. Vas a repetir esa acción de 3 a 4 veces por día durante una semana, no querrás gastar más energía en vestirte que en bucear. Y, por supuesto, no estrenes traje de neopreno en un viaje, pégale unas cuantas inmersiones antes.

La camiseta interior es quizá algo más personal, pero recordamos que se llegan a hacer 4 inmersiones diarias y esa ligera protección de la camiseta ante tanto poner y quitar el neopreno va a ayudarte a estar un pelín más cómodo después de unos días evitando arañazos y rozaduras.

Ordenador de buceo

Llevar ordenador de buceo a los viajes es absolutamente imprescindible. También es importante que sea un ordenador de buceo que «te conozca», que tenga varias inmersiones contigo. De nuevo, vas a tener muchas inmersiones consecutivas (por cierto, muy recomendable ordenador de buceo compatible con Nitrox y que tengas certificación, claro) y necesitas tener un buen ordenador (que no necesariamente significa muy caro) con el que monitorizar tiempo de fondo, profundidades, saturación, velocidad de ascenso… Además es imprescindible en la mayoría de cruceros serios. No deberías alquilarlo y revisa antes del viaje la pila o batería. Llévala cargada y pilas extras, no ocupan nada.

Boya de superficie

Es importante que lleves (y aprendas a usar) una boya de superficie. Sirven para avisar al equipo de superficie de dónde estás tras la inmersión para que vayan a buscarte así como para que te vean las embarcaciones cercanas.

boya de superficie

En la mayoría de cruceros tienen un guía por cada 4 o 6 personas y muchas veces acabas antes por diferentes razones, quedándose el guía habitualmente con los que más tiempo de inmersión les quede. Tener la boya para avisar a los compañeros que están en el dingui para recogerte tras la inmersión es muy importante. Puedes encontrarte oleaje y muchas veces resulta difícil ver esa cabecita que aparece y desaparece en la superficie del océano. Pero ese naranja chillón de la boya es visible a cientos de metros. Muchos lo usan también como sustitutivo de cabo guía para finalizar la inmersión. Lo dicho, necesario, hazte con una.

Cuchillo de buceo

Muy interesante, y necesario en mi opinión, en viajes de buceo. Un ejemplo, en una nocturna de Komodo, Parque Nacional donde la pesca está prohibida, me encontré con una red que no debería estar allí y se me enganchó en la aleta. Afortunadamente no hizo falta usar el cuchillo y pude desenredarme fácilmente, pero nunca se sabe cuándo se va a necesitar. Tanto tú como un animal puede enredarse y llevar un cuchillo de buceo, literalmente, salva vidas.

Elementos no imprescindibles que te hacen la vida más fácil

Aunque no son absolutamente necesarios para viajar y bucear, los siguientes son elementos de tu equipo de buceo que durante el buceo o momentos de asueto entre inmersiones te van a hacer la vida más fácil.

Puntero de acero

El puntero de acero es un elemento increíblemente útil: puedes avisar repiqueteando en la botella, señalar y, sobre todo, no tener que usar la mano o el dedo para separarte del arrecife si tu aleteo no es brillante. Puede que no sea imprescindible, pero cuando lo usas por primera vez, se convierte en necesario.

El puntero es útil en multitud de situaciones

Tubo

Te puede parecer un elemento voluminoso y poco útil, pero te permite ahorrar aire y darte unos minutos de fondo. Además respirarás mejor, cuando estás esperando a la hinchable, por ejemplo, y estás recibiendo agua constantemente en la cara.

Nunca sabes en qué condiciones estará el mar ni con cuanto aire saldrás de la inmersión o cuánto tardará el equipo de superficie en ir a recogerte.

Máscara de buceo extra

Si puedes, lleva una máscara extra. Esa máscara vieja que no sueles usar puede salvarte un viaje de buceo. Cógela ahora y métela en el bolsillo de tu jacket. Cuando la necesites te acordarás de mi. No querrás perderte una inmersión por que se te pierda estando a 20 metros tras un aletazo (pasa, lo he visto varias veces), te «desaparezca» mientras se enjuaga o la aplastes con la botella mientras te vistes. Esa máscara que ya no usas tiene que ir siempre contigo en cada viaje.

Linterna

Has pagado una pasta para poder hacer ese viaje de buceo, no te pierdas ninguna inmersión. Las nocturnas tampoco. Y para poder llevarlas a cabo necesitas una linterna. En este aspecto, es muy posible que en el crucero te puedan dejar una, puedas alquilarla o pedirla prestada, pero para asegurarte que siempre vas a poder participar en las inmersiones nocturnas, te recomiendo vivamente que te hagas con una buena linterna de buceo.

Gancho de corrientes

gancho de arrecife

Muchos de los viajes de buceo en los destinos más demandados como Maldivas, Indonesia, Palau o cualquiera del Pacífico tienen alguna o varias inmersiones con corrientes. Más o menos fuertes. En cierto que el gancho de corrientes o de arrecife lo puedes comprar en muchos de los barcos vida a bordo, pero como siempre, la disponibilidad no tiene por qué estar garantizada.

El gancho de corrientes es un elemento súper útil que te permitirá colgarte del arrecife, mirar al azul y ver pasar bichos grandes. Es barato, no ocupa casi espacio, lo puedes llevar en tu jacket sin notarlo. Consejo, cómprate uno.

Gafas de sol

Importantísimas. Vas a estar en alta mar unos cuantos días, con la única sombra del interior del barco y vas a recibir reflejos de mar constantemente. Además en la cubierta no te vas a querer perder algunos de los amaneceres y atardeceres más bonitos que vas a ver en tu vida. Las gafas de sol (mucho mejor con cristales polarizados) te van a permitir estar más tiempo en la cubierta y lo vas a agradecer.

Protector solar

Como con las gafas de sol, mas que recomendable. Sombra vas a tener poca, es muy agradable estar en cubierta y con la brisa del mar, para cuando notes la quemazón, será tarde. Además, en muchos viajes se realizan excursiones largas a horas en las que el sol sigue pegando fuerte. No escatimes en protector solar factor 50.

Repelente de mosquitos

En alta mar probablemente no te molesten, pero si vas a hacer una excursión por tierra, muy comunes en los viajes de buceo a Asia, por ejemplo, es más que recomendable que lleves un repelente de mosquitos. En zonas como Indonesia, Filipinas o Tailandia las picaduras de mosquito pueden llegar a ser realmente molestas y dolorosas.

Tapones para los oídos

Aunque parezca que todos es paz y tranquilidad, un barco de buceo vida a bordo tiene ajetreo constante y el descanso es importantísimo. Si vas a viajar solo no sabes a quién vas a tener en el camarote y si ronca, te puede dar unas vacaciones largas. También hay que tener en cuenta que tanto los compresores como los motores de barcos son ruidosos. Muy ruidosos. También puedes dar con algún grupo en el barco más bullicioso y fiestero. Vas a necesitar descansar y los tapones te van a ayudar.

Ayudas para dormir

Sobre todo si viajas al Este, el jet lag te puede hacer pasar muchos momentos incómodos. Recuerda, tienes que levantarte para bucear en torno a las 6 de la mañana y si has dormido 2 horas durante la noche, la primera inmersión va a ser durilla. Una ayuda para dormir y reducir los efectos del jet lag te permitirá coger buen ritmo desde el primer día.

Y tú, ¿tienes algún otro elemento que puedas recomendar para ayudar a disfrutar con seguridad de cada uno de nuestros viajes? Déjanoslo en comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba