8 cosas que quizá no sabías sobre los nudibranquios

Los nudibranquios son seres extraordinarios que sorprenden tanto a buceadores como a biólogos de todo el mundo. Estos moluscos fascinan por su intenso e hipnótico colorido, magníficas formas y adaptaciones, hábitos sorprendentes y grandes diferencias entre las distintas especies.

Los nudibranquios habitan los océanos de todo el mundo y son unos de los grandes desconocidos del fondo marino. Cada una de las 3.000 especies de nudibranquios que existen son tan diferentes como que pueden vivir en aguas tropicales hasta la Antártida e incluso en respiraderos hidrotermales, habitan fondos desde los 10 a los 2.000 metros de profundidad y pueden ser transparentes o bioluminiscentes. No, si has visto un nudibranquio no los has visto todos.

Nudibranquio Miamira Sinuata
Nudibranquio Miamira Sinuata

A pesar de las enormes diferencias existentes entre las distintas especies, hemos querido extraer estas 8 curiosidades de los nudibranquios, desconocidas y sorprendentes.

1. Son hermafroditas simultáneos

Los nudibranquios son hermafroditas, tienen un sistema genital masculino y femenino. Cuando dos nudis se encuentran ponen en contacto sus genitales para intercambiar sus gametos masculinos con el fin de fecundar sus gametos femeninos. Por lo tanto, ¡ambos nudibranquios saldrán embarazadas del encuentro y darán a luz a sus crías, duplicando las probabilidades de continuar la especie. Nudibranquios 1, mamíferos 0.

Nudibranquios reproduciéndose. Imagen de scubadiver1159

2. Son carnívoros

Entre las presas favoritas de los nudibranquios se encuentran las esponjas, corales, anémonas, hidroides, percebes, huevos de peces, babosas de mar y sí, otros seres de su propia especie. Además de ser carnívoros y caníbales son bastante quisquillosos para comer. Existen diferentes especies de nudis que solo se alimentan de un tipo de presa. Por ejemplo, la Flabellina iodinea se alimenta únicamente de una especie de hidroide llamado Eudendrium ramosum, que posee un pigmento llamado astaxantina que le da al nudibranquio su brillante coloración púrpura, naranja y roja.

Flabellina iodinea
Flabellina iodinea. Imagen de mansonfotos

3. Son tóxicos y venenosos

La gran mayoría de nudibranquios se alimentan de seres venenosos como medusas, corales o esponjas, absorbiendo las toxinas de sus presas y secretando el veneno a través de su piel. Esto les permite defenderse de sus principales enemigos: los peces. También muestran ese color intenso y luminoso que en el mundo animal todos saben que es una señal de peligro.

Hay casos de nudibranquios espectaculares en muchos sentidos, como el Glaucus Atlánticus o Dragón Azul. Este nudibranquio azul intenso se alimenta de las venenosas Carabelas Portuguesas, más concretamente de sus nematocitos, las glándulas que acumulan el veneno. El Glaucus Atlanticus es capaz almacenar el veneno, siendo aún más potente que el de su presa.

4. Pueden producir energía a través del sol

Algunas especies de nudibranquios tienen la capacidad de almacenar algas fotosintéticas dentro de sus cuerpos. Solo necesitan comer durante las primeras semanas de su vida y una vez que tienen suficiente, las algas presentes en su tejido proporcionan suficiente energía que captan de la luz para alimentar a ambos seres.

5. Grandes dotes de comunicación

A simple vista no podemos ver el rastro de baba que los nudibranquios que dejan al estar en el agua, pero, al igual que los caracoles terrestres que conocemos, los nudibranquios dejan un rastro detrás de ellos con muchísima información. Este sendero está lleno de productos químicos que cuentan mucho: desde peligros cercanos que se ha encontrado a información para encontrar pareja, estado de salud e incluso para marcar territorio en algunas especies.

Nudibranquio dendronotus
Nudibranquio dendronotus. Imagen de iyui_

6. Desconocidos hasta el siglo XVIII

El primer registro de un nudibranquio se produjo en 1776 por el naturalista danés Otto Frederik Müller. Más en concreto del Onchidoris muricata en las costas de Japón.

Onchidoris muricata
Onchidoris muricata. Imagen de marinelifenrthatlantic

7. Corta esperanza de vida

Como mucho pueden vivir un año así que los nudibranquios tienen que aprovechar al máximo su corta vida. De hecho, la mayoría de los estos moluscos viven solo unas 3-4 semanas, las especies más afortunadas rara vez viven más de un año.

8. Son capaces de nadar

La mayoría de nudibranquios se mueven sobre un músculo plano y ancho llamado pie, que deja un rastro viscoso. Si bien la mayoría se encuentran en el fondo del océano, algunos pueden nadar distancias cortas en la columna de agua flexionando sus músculos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba