Buceo en el Giannis D, el pecio más fotogénico

El Giannis D fue construido por la naviera japonesa Kuryshima y botado en 1969 como el Shoyo Maru. Con 87 metros de eslora y casi, 3.000 toneladas de peso, este carguero iba equipado con motor diesel de 6 cilindros que le proporcionaba una velocidad máxima de 12 nudos.

Shoyo Maru giannis D
El Giannis D, ya con bandera griega

En 1975 el Shoyo Maru fue vendido y renombrado Markos hasta que en 1980 el carguero fue de nuevo vendido a la compañía griega Dumarc que le bautizó con su último y definitivo nombre, Giannis D.

En abril de 1983 el Giannis D, con un cargamento de madera, partió de Rijeka (Croacia) con destino a Jeddah (Arabia Saudí) y después a Al Hudaydah (Yemen). Tras cruzar el Canal de Suez se dirigió rumbo sur pero, según los informes oficiales del naufragio, se desvió de su rumbo dirigiéndose a la esquina noroeste del arrecife Abu Nuhas con el que chocó. A las 4:00 de la mañana del 19 de abril de 1983 el capitán del barco emitió una llamada de socorro solicitando el rescate de la tripulación. En vista de la gravedad del daño en el casco, que había sufrido un enorme desgarro de 12 metros, el capitán hizo abandonar la nave a toda la tripulación. Menos de 15 minutos después del accidente el Giannis D toca el fondo del arrecife, a 27 metros de profundidad. Un año más tarde el buque, ya en el fondo del mar, se partió por la mitad.

El buceo en el Giannis D

Hoy podemos adentrarnos en la proa, puente, camarotes y la sala de máquinas del Giannis D, siendo uno de los pecios más emocionantes que podemos encontrar en Hurghada y en todo el Mar Rojo. Mucha fauna ha hecho de este pecio su hogar, encontrando increíbles cardúmenes de miles de ejemplares de peces cristal ocupando el puente de mando, peces murciélago, peces león pululando por los restos, el venenoso pez piedra, peces ángel emperador, napoleones, morenas, imponentes grupos de peces loro búfalo y muchos antias. De vez en cuando aparecen delfines mulares por la zona lo que le da a este pecio un aura única en el mundo.

La sección de popa está separada del resto del navío y sus puertas nos dan acceso a la sala de máquinas y varios almacenes y bodegas. La luz juega un papel esencial en este pecio, ofreciéndonos efectos lumínicos preciosos, muy buscados por los fotógrafos que bucean el Giannis D.

La sección intermedia se ha colapsado tras la sección del buque en dos y podemos acceder a dos bodegas donde se encontraba la caoba que transportaba el barco.

Giannis D mar rojo

La sección de popa es la más interesante, encontrándose intacta aún, recostada de espaldas al arrecife. Esta situación proporciona una extraordinaria oportunidad para la fotografía, de hecho, las fotografías más conocidas y bellas de este pecio se han hecho desde ese ángulo. Desde aquí podemos ver gran cantidad de corales blandos, observar el palo de trinquete, que se extiende casi horizontalmente con sus cables y poleas intactas y que con el paso de los años se ha convertido en un arrecife de coral en sí mismo, con la escalera cubierta de corales blandos y donde abundan los peces de arrecife. 

¿Dónde está el pecio Giannis D?

Reserva barcos vida a bordo en Mar Rojo al mejor precio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba